La teoría de la espiral del silencio: por qué no dices lo que piensas

Elisabeth Noelle-Neumann

Elisabeth Noelle-Neumann fue una politóloga que nació en Berlín el 19 de diciembre de 1916, cuando la ciudad todavía pertenecía al Imperio alemán. Estudió periodismo con el teórico Emil Dovifat en Berlín, además de filosofía e historia en Könisberg y Munich. Después amplió sus estudios de periodismo en la Universidad de Missouri en Estados Unidos, y finalmente, consiguió su doctorado en periodismo en 1939 en Berlín. A los 19 años se anudó al partido Nazi, llegando a militar de forma activa, con obras ideológicas en las publicaciones del partido. Cuando acabó la guerra intentó ocultar su pasado y fundó el Institut Demoskopie Allensbach junto a su marido Hubert Neumann, en el que realizaban encuestas de opinión para la democracia cristiana germana. En 1964 obtuvo una cátedra de periodismo en la Universidad Johannes Guttenberg de Mainz. Unos años después, en 1977, editó el libro ‘La espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social’. En él propuso la teoría que le consagró en el ámbito de la comunicación, la teoría de la espiral del silencio. Elisabeth murió el 25 de marzo de 2010 en Allensbach.

 

¿En qué consiste exactamente la teoría de la espiral del silencio?

La teoría de la espiral del silencio detalla que, para que una persona opine sobre algo, usualmente, sondea ininterrumpidamente el clima de opinión, para analizar qué relación gradual atesoran sus opiniones con las del espacio público. Este clima de opinión generado por los medios de comunicación, estimula al individuo si se acerca a la opinión mayoritaria o le cohíbe si forma parte de la minoría.

La tendencia que desvela el estudio es que los individuos que tienen posiciones diferentes a las mayorías, permanecen callados, o se decantan por una opción mayoritaria que agrade más a la masa. Frente a esta debacle, se encuentran individuos que se reafirman en sus posiciones y no se dejan vencer para que su voz sea escuchada.

Por lo tanto, la principal fuente de información que alimenta al clima de opinión son los medios de comunicación, en tanto que, estos definirán el clima sobre los asuntos que consideren oportunos.

Cito unas palabras de la autora que pueden ayudar a aclarar el concepto: “el resultado es un proceso en espiral que incita a otros individuos a percibir los cambios de opinión y a seguirlos hasta que una opinión se establece como la actitud prevaleciente, mientras que la otra opinión la aportarán y rechazarán todos, a excepción de los duros de espíritu, que todavía persisten en esa opinión”.

¿Cómo demostró su teoría esta autora y qué metodología empleó para validarla?

Noelle-Neumann realizó un experimento para comprobar su teoría de formación de la opinión pública. Utilizó una muestra basada en un promedio de 2000 entrevistas realizadas entre 1971 y 1972 sobre la población de la República Federal de Alemania y Berlín occidental en individuos mayores de 16 años.

Elisabeth, agregó preguntas orientadas para medir la percepción que las personas tienen sobre el entorno a preguntas más convencionales relacionadas con un tema controversial, como puede ser el comunismo. De este modo, incorporó tres clases de interrogantes a la pregunta convencional:

  • Preguntas relativas a la observación del entorno social por parte del encuestado
  • Preguntas guiadas a averiguar qué disposición tienen las personas a defender sus propias opiniones a pesar del riesgo de ser minoría aislada
  • Una última clase de preguntas que ofrecían la posibilidad de cuantificar el grado de polarización que existe entre las tendencias de opinión que existen respecto a un tema

 

Finalmente, Noelle-Neumann resolvió que la opinión personal que se expresa con confianza es aquella que se percibe como mayoritaria. Además, si esa situación predominante variase, también lo haría la expresión pública de la opinión de los entrevistados.

La metodología utilizada por Noelle-Neumann fue la encuesta, que proporcionaba obtención de datos mediante la interrogación de individuos. Por otro lado, se utiliza el método Delphi, que proporciona las opiniones de un grupo de personas para construir consensos.

 

Relación con los experimentos de Asch y el ascensor

Lo que comparte la teoría con los experimentos de Asch y el ascensor es que, el clima de opinión, que viene determinado por los medios de comunicación, actúa como una tendencia hacia una determinada opción. La mayoría de individuos, adoptan esa opinión mayoritaria, para no sentirse rechazados o aislados, miedo que, parece residir en la mayoría de la población.

 

La espiral del silencio está entre nosotros

Ocurre cuando nos encontramos en un entorno en el que no nos sentimos cómodos. Por ejemplo, cuando la gente con la que estás conversando es desconocida o la acabas de conocer hace poco. Salen ciertos temas en los que se tiende a pasar desapercibido, callándonos o afirmando posturas con las que realmente no estamos de acuerdo. Como bien explica la teoría, esto nos hace pensar que somos más “normales” en el entorno en el que estamos. En mi opinión, en estos casos especialmente, puede ser más fuerte la espiral del silencio, puesto que no queremos que dichos individuos se lleven una mala primera impresión de nosotros.

 

Los medios de comunicación y la espiral

Los medios de comunicación juegan un papel primordial aquí. Exponen los argumentos e ideas sobre un tema a disposición del ciudadano que tiene miedo de manifestar su opinión por sí mismo. En lugar de eso, el individuo identifica las ideas para después sumarse a la opinión consensuada. De esta manera, los medios de comunicación ejercen de director de orquesta sobre una sociedad que parece no despertar de su letargo de opinión.

 

Autor: Iker Velasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *