Discos imprescindibles de 2017

El nuevo año da sus primeros coletazos y desde Manifiesto hemos querido hacer balance de lo que tuvimos en el pasado. Estos no son los mejores discos del año dispuestos uno detrás de otro, no hemos querido hacer un ranking, no hay puestos ni importancia de un lanzamiento sobre otro. Esta lista recoge los discos necesarios para conocer el momento musical que vivimos, sobre todo en nuestras fronteras, reconoce el buen hacer de todos los artistas y además nos da el gustazo de mostrar la música que no hemos podido sacar de nuestras cabezas.

Infrasoinuak de Berri Txarrak

Berri Txarrak siguen respetando la línea musical a la que nos tienen acostumbrados. No obstante, en el disco impera la evolución y el reposo artístico que el grupo lleva trabajando durante muchos años. Una vez más, han conseguido mezclar rabia, belleza y baile en un disco de 10. Una vez más vuelven a dar en la diana con sus letras, siempre tan unidas la situación social de la época en la que sale el disco. Otra cosa que perdura desde hace muchos años en Berri Txarrak: un grupo de 3 personas que consiguen hacer tanto y llegar tanto. Temas como Zuri Led Sex hacen que vuelvas a amar este grupo como el primer día. Otros como Beude o Zorionaren Lobbya te recuerdan que van a seguir haciendo cosas nuevas para ti, y que nunca dejarás de escucharlos. Sin duda uno de los grandes discos de 2017.

 

Ídolo de C. Tangana

Un falso disco conceptual con bases de uno de los mejores productores de España que no aporta nada nuevo a la escena. Un disco de rap sobre fardar, follar y drogarse que sirve para caricaturizar a un artista con más de una obra sobresaliente en su trayectoria (Siempre y LOVE’S). Ídolo es muchas cosas, la mayoría una estrategia de marketing calculada al milímetro, pero he de reconocer que es efectivo y adictivo en suma.

 

Mare Reworks de Christian Löffler

Estamos ante un disco que destripa el Mare original de Löffler y lo reconstruye a base de electrónica alternativa. No es lo más normal seleccionar un disco como este, pero es un disco que tiene mucha importancia para mí. Colocándolo aquí pongo en valor dos discos: el álbum original: Mare (2016) y Mare Reworks (2017). En este último participan grandes artistas como: Max Cooper, Parra for Cuva, Robot Koch, Aparde, Zimmer y hasta el propio Christian Löffler, el cual se anima a reconstruir su tema: “Pigment”. Sin duda una obra que pone en valor la belleza del arte en la música por encima de todo, algo muy necesario en los tiempos que corren, en los que lo mero superficial prima más que lo de dentro.

 

Banzai de Gata Cattana

La mejor despedida posible para la que era una de las voces con más proyección de la escena nacional. Una letras elocuentes, pegadizas y con una garra inimitable que se funden en una propuesta musical fantástica. El trabajo de producción de Hielo Beats, Nico Miseria y David Unison es sobresaliente sabiendo leer perfectamente a la cordobesa. Nos dejan una serie de temas redondos como Estoy Bien, Fuego o Nada Funcionando que rozan apenas los tres minutos. Lo mejor del año.

 

Resurgam de Fink

Fink es uno de los artistas que sigo desde 2009, cuando publicó “See It All”. La sensación que me da con cada álbum es que es un artista que lleva la evolución intrínseca en él. No solo para crear nuevas historias, sino técnicamente, siempre da un paso más. Nadie podrá decir que los últimos discos se parecen, porque como ya digo, son diferentes tanto en las historias, como en la técnica. Esta vez ha decidido poner lo orgánico en primera instancia, algo que se aprecia en la mayoría de los temas del disco. Poco más que añadir para un álbum más que brillante, que, además, ha conseguido llevarlo al directo con muchísima facilidad y grandiosidad, tal y como se puede apreciar en su “Resurgam Acoustic Session”.

Triptics de Hibai

El artista multidisciplinar vasco por excelencia. Hibai dirige orquestas, toca la guitarra, el bajo, el piano, la batería y más. No es de extrañar que el compositor nos deleite con un disco multigénero, que abarca desde el jazz, pasando por el folk, hasta la música de cámara. Otro de los grandes puntos a favor para que sea imprescindible es que se compone de letras escritas en inglés, italiano y euskera. Ya hablamos sobre él hace unos meses y lo cierto es que cada nueva escucha, te da aún más ganas para ver la interpretación en directo, que promete ser impresionante.

Vía Digital de Pedro LaDroga & SKYHOOK

Un rapero del año 2050, una rara avis en esto del mal llamado trap, que cabalga en una electrónica oscura y elocuente, sonidos de juegos arcades salidos de décadas pasadas y el nihilismo propio de sus letras conformando un viaje fantástico. El mejor trabajo (de momento) firmado por esta asociación consolidada ya como una de las propuestas más personales e interesantes en la música urbana estatal. Le han salido mil imitadores después de esta maravilla, lo siento por ellos.

 

Despertar de Piek

Piek es ya uno de los productores nacionales mejor valorados por la prensa. Y no es por eso por lo que lo destacamos como imprescindible del 2017. Este disco es imprescindible porque transmite lo que el propio artista ya ha comentado más de una vez. El disco es pura medicina para el bloqueo artístico. Teniendo en cuenta sus creaciones previas, vemos que con este álbum Piek rompe los esquemas establecidos y nos dice entre líneas que da igual qué tipo de música publiques. Lo importante son las historias que hay detrás, lo que emana de cada una de ellas. Cada tema es una escena y todo el álbum conforma esa gran película que significa la liberación de poder publicar una historia real, que salga del corazón.

 

I See You de The XX

Quizá este disco sea tan bueno porque se hace por primera vez latente como Romy y Oliver Sim se han visto abducidos por el descomunal talento de Jamie XX, algo que servidor desconocía hasta que pudo disfrutar de su primer larga duración en solitario. Un albúm con el sello propio de la banda en letras y voces, pero con una evolución más que evidente en el sonido. La música obvia en su totalidad los ritmos crepusculares y bases melancólicas de antaño para asomarse a la electrónica más luminosa y de corte más comercial sin despreciar su identidad como banda, todo un acierto y un avance vital en su carrera.

 

 

17 de XXXTentacion

Dejando a un lado el conflicto moral que supone escuchar a este gilipollas, hay que reconocer que tiene talento. 17 es un lamento breve, sincero y precipitado al desamor. Un disco salido de las entrañas del americano que se muestra seguro por su versatilidad en cada pista que quede encumbrada en la soledad y la melancolía, mantra y motor de este primer largo en solitario. El futuro para Tentacion es una incognita por sus problemas legales, acadecidos por su despreciable comportamiento, pero si sabe arreglar su cabeza hablamos de una de las futuras mega estrellas del género.

 

Selección por: Nacho Sánchez e Iker Velasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *