Portmán: la mayor catástrofe medioambiental de España

El dragado de 315 millones de toneladas de residuos minerales de la bahía de Portmán supone un reto para devolver el antes idilico paraje natural a su estado inicial. Según datos previos al comienzo de las obras la bahía estaba aterrada por 48 millones de m3 de estériles mineros. El Gobierno prevé su finalización para 2020.

La bahía de Portmán, situada cerca de Cartagena, fue uno de los puertos naturales más importantes del Imperio Romano y un paraje natural con un valor excepcional. Ahora es el punto con mayor contaminación de todo el Mediterráneo debido a la explotación de minas a cielo abierto entre los años 1957 y 1987, en la que la empresa minera Peñarroya vertió un total de más de 315 millones de toneladas de residuos, se calcula que sobre 10.000 toneladas al día.

Comparación de la bahía de Portmán. Antes y después de la explotación minera.

“Tras varias reuniones entre miembros de Peñarroya y los poderes franquistas, la empresa consigue permiso para depositar sus vertidos directamente en el mar Mediterráneo”

En el año 1958, tras varias reuniones entre miembros de Peñarroya y los poderes franquistas, la empresa consigue permiso para depositar sus vertidos directamente en el mar Mediterráneo. Las autoridades franquistas aceptaron con la condición de hacerlo por medio de una tubería submarina depositando los vertidos a unos 400 metros de la costa, afirmando que solo sería una solución temporal de 5 años y que de demostrar cualquier tipo de daño medioambiental los vertidos cesarían. Lejos de todo esto, el 8 de noviembre de 1961 se redujeron las distancias de vertido a 250 metros de distancia de la costa. Además, se redujeron las limitaciones, apoyándose en la falacia de que las corrientes marinas empujarían hacia mar abierto los residuos.

Tubería de descarga de residuos del lavadero

“En 1968 se constituye la empresa Peñarroya-España en el que aparece un 2% de la administración vinculada a los núcleos del poder franquista”

En 1966, tras una amenaza de inutilización del puerto de Portmán, la Dirección General de Puertos exige el dragado del puerto a la empresa responsable. Ante algunos tímidos intentos de dragado de la bahía, Peñarroya solicita la anulación de la declaración de puerto de refugio de Portmán y el permiso para ampliar el volumen de vertidos a cambio de construir un nuevo puerto en Cabo de Palos más 4 millones de pesetas de indemnización. El 15 de diciembre de 1967 se publica una orden que anula la obligación de dragado de la zona por la empresa Peñarroya. En 1968 se constituye la empresa Peñarroya-España en el que aparece un 2% de la administración vinculada a los núcleos del poder franquista. Alrededor de 1988, la empresa deja de ser rentable, política y económicamente. Es el momento en el que Peñarroya cede sus derechos de explotación a la empresa Portmán Golf, creada justo el mismo mes de la cesión empresarial. En 1993 la industria minera de Portmán queda absuelta de contaminar la bahía durante 30 años.

“94 niños de la diputación (que incluye las pedanías de El Llano del Beal, El Beal y El Estrecho) presentan valores de metales pesados y metaloides (zinc, plomo, cadmio, bromo, mercurio…) 100 veces más altos de los normales”

La contaminación y los perjuicios que albergan las playas de Portmán afectan a los vecinos del pueblo, aunque algunos no son conscientes de ello. “Nos hemos bañado cuando tiraban los vertidos y estamos todos bien” afirma Encarnación, una vecina del pueblo de Portmán. Ana María, otra vecina, lo reflexiona así: “Hasta que Peñarroya no llevaba por lo menos 20 años en el pueblo, no nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo, al principio no se notaba, pero la playa fue alejándose y a los pescadores les costaba cada vez más encontrar peces cuando salían a trabajar”. Recientemente José Matías Peñas ha realizado un estudio en el que concluía lo siguiente. 94 niños de la diputación (que incluye las pedanías de El Llano del Beal, El Beal y El Estrecho) presentan valores de metales pesados y metaloides (zinc, plomo, cadmio, bromo, mercurio…) 100 veces más altos de los normales.

“Falsas montañas” de escombros de la explotación minera

Tras muchos pasos en falso, asuntos de corrupción con los empresarios relacionados a la obra y proyectos fallidos, en 2016 comenzó lo que parece ser el proyecto definitivo con el objetivo de la recuperación de la bahía de Portmán. El objetivo es recuperar 250 metros hacia el mar desde la línea de costa. Está previsto que las obras finalicen en agosto del año 2020 tras 46 meses de trabajo y con una inversión total de 32 millones de euros. En este año 2017 contaban con un presupuesto de 5 millones de euros que finalmente ha ascendido a 7.130.000. Para el año que viene se prevén 10,5 millones de euros.

“La ejecución de los trabajos es un 20% superior a lo que se había estimado inicialmente, lo que equivale a la extracción de 300.000 metros cúbicos de estériles”

Actualmente el trabajo se centra en la corta minera de San José, a la vez que se extraen los residuos de la costa. La ejecución de los trabajos es un 20% superior a lo que se había estimado inicialmente, lo que equivale a la extracción de 300.000 metros cúbicos de estériles. El próximo año se instalará la cinta transportadora de residuos hacia la corta minera de San José, que costará 4 millones de euros.

El Ministerio de Medio Ambiente, promotor de las obras de regeneración de la bahía, y el delegado de gobierno, Francisco Bernabé, aseguran que los plazos establecidos van a cumplirse. Raquel Orts, directora de costas, afirma: “Tenemos dinero retenido para la ejecución de la obra de Portmán”. Por otro lado, Pedro López Milán, alcalde de La Unión declara: “esperamos que no haya ningún problema presupuestario de cara al 2018”. A su vez, Pedro Martos, presidente de la fundación Sierra Minera opina: “Las obras tienen que coger un impulso mayor”. No todos los diagnósticos son igual de esperanzadores, los expertos afirman que es imposible devolver la bahía a su estado inicial. La bióloga María López manifiesta que: “Tras el atentado natural acontecido, toda la fauna del lugar fue destruída”.

Situación del dragado de la bahía de Portmán en el verano de 2017

“Los vecinos todavía no quieren confiarse y miran con reticencia el avance de las obras. Después de tantos años y tantas mentiras es difícil conservar la esperanza”

Lo cierto es que Portmán necesita una solución y no puede demorarse más en el tiempo. Hace casi 40 años que un manto negro cubre lo que en su día fue un singular paraje natural. Lo que actualmente podría ser uno de los lugares más bonitos de la Región de Murcia y un referente para el turismo, es sin embargo un gigantesco basurero donde descansan los restos de una época donde el beneficio económico era lo único importante.

Decenas de proyectos han pasado por los despachos de las autoridades competentes con el objetivo de recuperar la bahía de Portmán, pero ninguno de ellos ha recibido los apoyos necesarios para llevarse a cabo. Es este último, aprobado en 2016, el único que arroja esperanzas sobre el futuro de este pueblo y que parece ser la solución definitiva. Los vecinos todavía no quieren confiarse y miran con reticencia el avance de las obras. Después de tantos años y tantas mentiras es difícil conservar la esperanza.

Antiguo pueblo pesquero de Portmán antes de ser destruido por Peñarroya. Siglo XIX

Por el momento las obras siguen avanzando y el gobierno parece mantener los apoyos. Sin duda esto ya es un avance y la bahía está un paso más cerca de su mejora. Esperemos que en unos años todo esto pase a formar parte del pasado y observemos las imágenes con incredulidad. Pero, sobre todo, esperemos que sirva de ejemplo en un futuro para evitar barbaries similares.

Os adjuntamos un video de 2014 de baja calidad, aunque muy ilustrativo, donde se puede apreciar un imán captando una gran cantidad de metales pesados en la bahía de Portmán. Cabe destacar que el directivo de la empresa ARIA S.L que se encuentra en concurso de acreedores, Alireza Roodsari, fue arrestado en Hamburgo debido a una deuda de cientos de miles de euros en tarjetas de crédito. ARIA es la empresa que aparece en este video como ganadora de la adjudicación de la obra de regeneración de la bahía. Obviamente, nunca llegaron a participar en dicha regeneración.

 

Autores: Mª Dolores Álamo, Andrés López e Iker Velasco

Comentarios

    Naranjas Eco

    (17 febrero, 2018 - 3:27 pm)

    Espeluznante. Espero que esto, al menos, sirva para tomar conciencia de la necesidad de los controles mesioambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *